¿Qué cuidados del cuero son necesarios para su correcto mantenimiento?

como-limpiar-sillones-de-piel
¿Cómo limpiar sillones de piel paso a paso? 10 consejos útiles
febrero 1, 2018
limpieza de cuero en profundidad
11 pasos para limpiar cuero y dejar tus tapizados como nuevos
marzo 5, 2018
Mostrar todo
cuidados del cuero

La piel genuina, es una materia natural que proviene de la dermis de distintos animales, presentando determinadas propiedades de resistencia y durabilidad, además de su belleza, pero que requiere determinados conocimientos sobre los cuidados del cuero para que prolongar la vida de éste material.

Para poder conocer más concretamente los cuidados del cuero de distintos tipos, primero hay que conocerlos, así que en éste post, te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre los distintos tipos de cuero, y sus cuidados.

¿Qué tipos de cuidados del cuero hay?

texturas del cuero

  • Nobuk . Este tipo de cuero procede de la parte externa de la piel, y se trata de una parte muy suave al tacto pero también muy resistente y flexible. Requiere un cuidado especial en contacto con todo tipo de objetos y superficies porque se ralla con gran facilidad. Hay que evitar totalmente el contacto con el agua al hacer la limpieza de cuero, que oscurece la zona en la que cae, de forma irreversible. Se trata de una piel altamente absorbente, que se puede limpiar sólo utilizando un producto limpiador para cuero en seco en formato espray ayudándote con un cepillo para remover la suciedad, en sustitución de jabón para gamuza. Este tipo de productos también se pueden utilizar en la limpieza de los cueros de carnaza y gamuza, siguiendo los mismos pasos que al limpiar cuero nobuk.
  • Carnaza. Se extrae de la capa interna de la piel de los animales, y presenta también un tacto muy suave, pero se diferencia del nobuk en que es menos resistente, y más absorbente frente a las manchas y luz solar por decoloración, por lo que necesita tratamiento constante con crema para cuero.
  • Gamuza. Es uno de los materiales más suaves y delicados porque se extrae de la piel de crías. Se trata de un material muy flexible ideal para confeccionar determinadas prendas, pero que requiere extremados cuidados en su uso y a la hora de limpiar piel, porque se deteriora su aspecto con el roce, el sol, el agua, y absorbe suciedad con mucha facilidad, resultando muy difícil la tarea de lustrar zapatos de gamuza. Para intensificar el color de los cueros de nobuk, carnaza y gamuza se pueden utilizar productos intensificadores de color, especiales para pieles con pelusa, que además de devolverles un aspecto con colorido más intenso, intensifica la protección de éste tipo de cueros frente a la decoloración, entre otros productos para limpiar la piel.
  • Cuero liso. Es un material más resistente y por esa razón se utiliza habitualmente en la fabricación de zapatos, bolsos, cinturones, objetos decorativos, sillones y sofás de cuero, o sillas de equitación. Se extrae de la parte externa de la piel y recibe tratamientos diferentes del nobuk que le dan un aspecto liso y sin rugosidades o pelusa, pero no por ello requiere menos cuidados a la hora de limpiar cuero de éste tipo. El cuero tratado contiene grasas naturales, pero con el tiempo requiere cuidados de nutrición e rehidratación, usando algún tipo de líquido para proteger y limpiar cuero, impermeabilizándolo y devolviendo su elasticidad natural. Antes de utilizar por primera vez, y siempre sobre la superficie limpia, puedes utilizar productos para cuidar la piel, con un tratamiento protector e impermeabilizante, que impedirá que las manchas penetren. Este tipo de productos se pueden adquirir en zapaterías, supermercados y tiendas especializadas en artículos de piel. Para realizar un tratamiento adecuado e hidratar cuero, deberás realizar tres aplicaciones disponiendo el espray a una distancia de unos 15 cm. de la prenda u objeto a tratar, y pulverizando de forma uniforme, con intervalos de cinco minutos entre pasada y pasada.
  • Cuero de búfalo. Es una piel tratada con productos para cuero que contienen grasas y ceras que le hacen presentar un aspecto envejecido con distintas aguas, y un tacto graso muy suave. También en éste tipo de cuero es aconsejable emplear un tratamiento protector en espray antes de utilizar por primera vez la prenda o artículo de piel, siguiendo las instrucciones que hemos comentado para el tratamiento del cuero liso, antes de utilizar otro producto limpiador cuero.
  • Cuero rectificado. Se trata de un cuero en el que se corrigen las imperfecciones mediante varios procesos de rectificado, lijado y aplicación de pigmentos para conseguir mayor uniformidad. Estos tipos de cueros son más resistentes e impermeables al principio, gracias a los productos aplicados, pero como todas las pieles naturales, necesita nutrientes con el uso.Para mantener la nutrición de la piel de cuero, se pueden utilizar productos para cuero acondicionadores a base de crema ligera que siempre hay que aplicar sobre un trapo o esponja desde la cual poder extender uniformemente para no dejar manchas por mayor absorbencia.  Este tipo de cremas acondicionadoras para cuero, están indicadas en el mantenimiento de todos los cueros lisos, al igual que las cremas o pomada de zapatos incoloras o en las tonalidades concretas que se necesiten, pero recuerda que nunca debes de aplicar directamente el producto sobre la superficie de la piel, sino empleando una bayeta para extender de forma homogénea el producto.
  • Charol. Es una piel natural recubierta con capas de barnices que le confieren un aspecto sumamente suave y brillante. Con el paso del tiempo tiene propensión a formar arrugas, y también hay que tratar y limpiar el cuero de éste tipo para avivar sus colores. Existen productos de limpieza y abrillantadores para limpiar zapatos de charol y otros artículos, pero también se pueden obtener buenos resultados utilizando vinagre mezclado con agua sobre un trapo, para limpiar la suciedad, y posteriormente frotar enérgicamente con otro trapo seco para conseguir recuperar el brillo. Otro producto casero que también funciona para limpiar el charol, es utilizar sobre un trapo un par de gotas de aceite de oliva, con el que frotar las piezas, puliendo después con otra bayeta suave.

que tipos de cuero hay

Cómo limpiar cuero de distintos artículos y tamaños

  • Limpiar artículos de marroquinería. Para limpiar cuero y proteger pequeños artículos de piel como carteras, monederos, cinturones, guantes y otros pequeños objetos de marroquinería de cuero liso, se pueden utilizar esprays con ceras para muebles aplicando primero sobre una bayeta antes de aplicar sobre el artículo, y después de extender por toda la superficie frotar para dar brillo al cuero, con un cepillo.
  • Limpiar zapatos de cuero. Antes de utilizar una crema nutriente en botas y zapatos de cuero, conviene pasar un trapo para eliminar los restos de polvo y suciedad, aplicando posteriormente el producto sobre un una bayeta o trapo limpio con el que aplicar sobre el calzado.
  • Limpiar salpicaduras líquidas de tus prendas de cuero Si tus prendas de cuero sufren algún tipo de salpicadura o derrame de líquidos, hay que intentar eliminar la mayor cantidad de humedad en el momento con una esponja, o papel absorbente sin frotar para no extender, simplemente aplicando cuidadosamente sobre la superficie, dejando secar al aire. Para quitar manchas de aceite en ante, gamuza o cualquier otra piel, debes de llevar tu prenda a una tintorería especializada en limpieza y mantenimiento de cuero.
  • Limpiar tapicerías de cuero. Siempre antes de utilizar ningún tipo de producto limpiador de cuero, hay que realizar una limpieza del polvo, utilizando una bayeta suave en seco, o el aspirador con un cepillo suave adaptado a la boquilla para no rallar el material. Para una limpieza más profunda de tus tapicerías de cuero, puedes utilizar una bayeta humedecida con productos limpieza cuero. Al utilizar productos para limpiar cuero, trabaja ordenadamente por tramos, retira la suciedad con una bayeta humedecida limpia y muy escurrida, y luego seca con otra bayeta absorbente, dejando que se aire fuera de la luz solar, antes de volver a utilizar. Aplica un tratamiento para asientos de cuero ceras protectoras al menos cuatro veces al año, para que ayuden al material a repeler las manchas, y mantener la elasticidad de la piel.

Consejos básicos sobre los cuidados del cuero

  1. Evitar la exposición prolongada al sol tanto de prendas como de sofás o sillas de cuero, para evitar deshidratación y decoloración, tanto al limpiar tapicería de cuero, como en su ubicación habitual.
  2. Utilizar siempre paraguas cuando llevas tus prendas y complementos de cuero, porque el agua es muy perjudicial y estropea el material.
  3. Guarda los zapatos cuero en un lugar seco para evitar que se pueda originar moho.
  4. Utiliza fundas de tela para proteger tus prendas de cuero y que no se rallen al contacto con cremalleras y hebillas de otros artículos al meter y sacar del armario.
  5. No apliques perfumes directamente sobre tus prendas de cuero, porque puedes provocar  manchas irreversibles, a la hora de limpiar cazadora de piel, o corpiño.
  6. Aleja tus prendas de cuero y tus muebles tapizados en piel de fuentes de calor directo, porque se deshidratan y pueden cuartearse si no están bien protegidos.
  7. Los bolsos y cinturones realizados con gamuza, carnaza y nobuk pueden teñir por roce y contacto otras prendas de color más claras utilizadas conjuntamente.
  8. Las prendas y complementos de cuero con pelusa en ante, nobuk y gamuza, se deterioran y envejecen por el roce que hace que presenten un aspecto desgastado.

cómo limpiar objetos de cuero

Y recuerda que si no tienes seguridad en el tipo de cuero de tus prendas o muebles, es mejor acudir a una lavandería especializada o una empresa de limpieza profesional, dependiendo del objeto que tengas que limpiar, antes de utilizar productos para limpiar asientos de piel.

Contacta con nosotros a la hora de limpiar sofás de cuero, porque somos expertos en todo tipo de cuidados del cuero.